Good kid, m.A.A.d city – Kendrick Lamar (2012)

Prohibir y vender, podría llamarlo Foucault…
…es como el asunto este de ahora del Macba de Barcelona. Prohíbe y todo eso que ganarás. Un número uno, en este caso. Yo no le había oído hasta el PS2014 y, claro, se me cambió la cara. Primero por el asunto estrella del tal Lamar. Con un dedo movía al personal a placer. Luego, por la inteligencia de salir con banda en lugar de ofrecer un concierto con el pinchadiscos a la espalda y él fraseando, que los he visto y me parecen una estafa y un auténtico coñazo. El concierto en cuestión me dejó temblando. Porque quien tiene, retiene y el tal Lamar es una estrella, de esas que brillan sin demasiado esfuerzo. De esa manera, que cuando le ves a unos pocos metros paseando por el escenario y ligando rimas en la noche pesada, es como un golpe directo en las costillas que te queda almacenado ahí para siempre. Independientemente del disco. A partir de aquí, no mates mis buenas vibraciones, zorra. Y todo el discurso de pussies y porros de los machos alfas que parece triunfar cuando estos poetas del McDonald abren la boca y las sueltan como churretes de ketchup explotando en tu cara. Y provoca que algo queda, miles de discos en la lista semanales de los mas vendidos. Hasta el oro y el platino. La clave?: El flow, le llaman, las canciones milimetradas por el productor al cargo, para que abran las puertas de las cadenas y produzcan acólitos canción a canción. Algunas funcionan como martillos neumáticos, otras me dejan frías, por mucha crítica positiva de los medios informativos USA que los entronan, no me siento un Che Guevara del gueto por mucho que me insistan. Solo me queda oír el disco y dejar que me caiga en el cerebro y encuentre su sitio. Encajar. Pero no intentes metérmela doblada porque no. Ahí están “Money trees” y “Poetic Justice” que marcan el terreno y elevan el listón y no todas las canciones van a ser brillantes por muchas pollas y coños y historias de drogas pongas. Ya. Es su léxico, su ideología, su modus operandi, lo que le dejó el hombre blanco para que se buscara la vida. Explicar sus miserias. Supongo que es eso. La pornografía esa de mira cómo lo llevo. Lo mal que lo llevo. Quizás sea eso. No sé. la cuestión cultural de siempre.

Share Button

2014 (un Tast)

Swans – To be Kind

Karl Ove Knausgård – Mi Lucha

El Petit de Cal Eril & David Mengual Free Spirits Big Band

Toni Sala – els Nois


Mommy – Xavier Dolan


Timó d’Atenes – Shakeaspeare & Manrique

Angel Olsen – Burn your Fire for no Witness

Primavera Club 2014


David Galvez – Cartes Mortes

david galvez

Relatos Salvajes – Damián Szifrón

Share Button