Teens of denial – Car Seat Headrest (2016)

We are not a proud race
It’s not a race at all
We’re just trying
I’m only trying to get home
Drunk drivers, drunk drivers

No inventan nada. Agitan la coctelera y sale, qué? Grunge, Dinosaur Jr, Sonic Youth. “Daydream Nation”. Los sacrosantos The Fall que nos llevamos a la boca para despistar al enemigo y dárnoslas de entendidos. El disco suena como un rock con más años que Matusalen, la típica propuesta de espantar a los mayores con tu exceso de decibelios y letras provocativas. Sacar a paseo el asunto del nihilismo y la autodestrucción, el suicidio manido estilo Goethe de “Las afinidades electivas”, el vacío que siempre ha vendido desde las épocas de la Velvet Underground y sus domingos de bajón por culpa de la heroína y la anfetamina en vena. Sigue vendiendo eso? El estereotipo? Parece. Parece que sigue vendiendo el repertorio en un mundo digital MP3 sin que importe demasiado una lista concreta de canciones. Sigue vendiendo la imagen zampabollos, el acné juvenil, la cara de no haber roto nunca un plato pero vaciando el mueble bar de papá cuando no está. A lo mejor es todo eso, una cuestión de imagen, de lo de impostar la voz al límite de la desgana, que es una falsa arrogancia gastada por el paso del tiempo. A lo mejor son sinceros y se han metido todas esas cajas de botellas y litros de odio intravenoso que parece que llevan dentro. Puede ser eso. Apoyar el cogote en el reposa-cabezas e ir pasando canciones. La del asesino de ballenas, la de la cogorza de Vincent, esa que dice que las drogas son mejores con los amigos, lo de rellenar formularios después de haber visto la luz en las luces de un coches de policía. Poder hippy destruido por otro poder que acabará corrupto por la siguiente oleada de gafapastas que acabarán gobernando el planeta en traje y corbata. Mientras tanto eso ocurre, podemos permitirnos canciones de doce minutos con tres estribillos diferentes en una misma composición sin importarte entrar o no en los charts de la revista Billboard o que Pitchfork te proponga para disco del milenio. Emigrar a Seattle, esperando que te posea el espíritu de Jimi Hendrix o Kurt Cobain.Colgar tus producciones en Bandcamp con la esperanza de que alguien te descubra. Acabar nuevas canciones, hacer otras al ritmo que te permita la economía doméstica, la venta de discos anteriores. Plantearte unas clases de canto, acudir al otorrino por si tuvieran algún problema de oído. Que la rueda de la vida no pare y les permita hacer discos más alegres cuando tengan motivos. Quizás hasta hacerse viejos. Hasta entonces esperaremos.

I speak these words in utter isolation
I drive the car in a line from star to stardom
Little boy says I’ll touch the heart of the nation
Little boy says I’ll punch the heart of everyone

Share Button

Johnny B. Goode – Chuck Berry / Jimi Hendrix (1958 – 1972)

Rest in Peace, Chuck Berry

El “coloured boy” que se convirtió en el “country boy” para conseguir que su “Johnny B. Goode” sonara en las radios blancas norteamericanas. De esta manera los cristianos americanos permitieron a sus “coloured guys” hacerles de bufón de la corte (sin intuir que les estaban dando la llave de los grilletes). De Coltrane a Otis Redding y a Michel Jackson, hasta, diría, que al presidente Obama. Ellos lo saben, que todo aquello que no era estrictamente caucasiano fue objeto de escarnio y de maltrato durante años y años. Menos mal del arte y sus distintas manifestaciones como la forma pacífica de resolver diferencias y ensanchar mentes, como en el siglo XX correspondió a la música moderna, dejando de lado pelucas y lacas para optar por pantalones de pata ancha, brillantina y chorreras. Bien por Berry y como dice Fito en Facebook por los que vendrán, blancos y negros, revueltos, para dar alegría al siglo e inspiración a los que les siguieron. Hasta convertir aquello en una profesión respetable.

Aunque conocía el clásico, me entró antes la versión de Hendrix que abría el doble disco de su película biográfica. Creo recordar que fue la primera canción de Hendrix. Y la impresión que me causó de primeras su manera de tocar la guitarra.

Share Button

Like A Rolling Stone – Bob Dylan / Jimi Hendrix (1965- 1967)

Un clásico de clásicos, otro, cuando nos cuestionamos si la versión supera en calidad al original (cuando no hay aparato que lo mida, excepto si nos da por querer cuadrarlo por cifras de ventas). La versión cuenta con el desparpajo de la edad y la falta de manías. Encara el original a su aire, con tres notas tira adelante que los otros ya le seguirán. Desmonta y deja el original en los huesos, adoptándolo al estilo del aullido y el guitarrazo, con la voracidad de a quien le urge acabar las cosas. Con un par de ensayos y arreando que la vamos a tocar en Monterrey ya que nos han invitado. En cuanto al original, arrastra un montón de interpretaciones, desde el motivo de la escritura a la rabia que cargan sus versos, quién era la víctima de tanta ironía y agresividad combinada. Otra forma de ganarse el pedestal a base de despecho y del arte de soltar lastre del alma. Sin saber el autor mientras la escribía que se estaba ganando el respeto de muchos, de muchos que aún hoy no entienden de qué habla la canción. Habla de una mujer? Y por qué no de toda una generación?

dylan-and-hendrix

Once upon a time you dressed so fine
Threw the bums a dime in your prime, didn’t you?
People call say ‘beware doll, you’re bound to fall’
You thought they were all kidding you
You used to laugh about
Everybody that was hanging out
Now you don’t talk so loud
Now you don’t seem so proud
About having to be scrounging your next meal

How does it feel, how does it feel?
To be without a home
Like a complete unknown, like a rolling stone

Ahh you’ve gone to the finest schools, alright Miss Lonely
But you know you only used to get juiced in it
Nobody’s ever taught you how to live out on the street
And now you’re gonna have to get used to it
You say you never compromise
With the mystery tramp, but now you realize
He’s not selling any alibis
As you stare into the vacuum of his eyes
And say do you want to make a deal?

How does it feel, how does it feel?
To be on your own, with no direction home
A complete unknown, like a rolling stone

Ah you never turned around to see the frowns
On the jugglers and the clowns when they all did tricks for you
You never understood that it ain’t no good
You shouldn’t let other people get your kicks for you
You used to ride on a chrome horse with your diplomat
Who carried on his shoulder a Siamese cat
Ain’t it hard when you discovered that
He really wasn’t where it’s at
After he took from you everything he could steal

How does it feel, how does it feel?
To have you on your own, with no direction home
Like a complete unknown, like a rolling stone

Ahh princess on a steeple and all the pretty people
They’re all drinking, thinking that they’ve got it made
Exchanging all precious gifts
But you better take your diamond ring, you better pawn it babe
You used to be so amused
At Napoleon in rags and the language that he used
Go to him now, he calls you, you can’t refuse
When you ain’t got nothing, you got nothing to lose
You’re invisible now, you’ve got no secrets to conceal

How does it feel, ah how does it feel?
To be on your own, with no direction home
Like a complete unknown, like a rolling stone

Share Button

Diccionari Khàzar – Milorad Pavic (1982)

diccionari khàzar 1

“Masudi era originari d’una família d’Anatòlia. Asseguren que una dona li havia ensenyat a tocar, una dona esquerrana que, damunt l’instrument, col·locava les cordes en l’ordre invers. Està comprovat que la digitació emprada pels llaütistes anatòlics, al segle XVI i al segle XVII, prové d’ell. Segons la llegenda, tenia el do particular de poder apreciar el valor d’un instrument abans de sentir-lo. La presència d’un llaüt desafinat en una casa li provocava angoixa i fins i tot nàusees. Afinava l’instrument segons les estrelles. Sabia que la mà esquerra del músic amb el temps oblida la feina, però que la dreta no se n’oblida mai. Tanmateix va abandonar la música ben aviat i una llegenda explica com és que va passar.”

diccionari khàzar 2

Jimi Hendrix – Hear my train a comin’

Share Button