Musica de la setmana

Segueixo la recerca. Més música. Demaneu si voleu ajuda.

Oscar Peterson & Roy Eldridge – She’s funny that way

Òrgan i trompeta. Blues & jazz. Ella es divertida d’aquesta manera. Perquè la música esdevingui banda sonora de les nostres vides.

Neil Young – After the Gold Rush

Barcelona, divendres sants. Els carrers plens de visitants fan la ciutat més fantasma que mai

There was a band playing in my head
And I felt like getting high.
I was thinking about what a
Friend had said
I was hoping it was a lie.

Exquirla – Destruidnos juntos

El Niño de Elche segueix amb els invents. Ara toca barrejar-se amb post-rock o com vulguin dir-li a aquest rock depressiu de grans pantalles sòniques fetes amb guitarres. Ell va a la seva, amb la seva veu en té prou per a travessar-les i arribar fins a les nostres orelles.

Gonzales & Jarvis Cocker – Room 29

Podem odiar-los pel seu estil amanerat. Per un excés d’impostura? Jarvis Cocker s’arravata i treu a passeig el seu crooner més tragicòmic. Quan calgui es busca un piano i ens canta.

Share Button

Videoclip – El Arte de la Guerra (Y a la mierda con esta mierda)

En estos tiempos de desconcierto, el ruido blanco del exceso de información amenaza con comerse cualquier forma de comunicación. Parece hecho a propósito, pero no.

Todos tenemos algo que decir y necesitamos decirlo ya. Las voces con sus opiniones y ocurrencias suenan al unísono. La comunicación involuciona como el caracol se esconde en el caparazón para poderse oír solo. Luchar por cinco minutos de gloria, como esos tweets que publican los periódicos para darle la nariz de payaso, al anónimo, al profesor chistoso, al parlamentario de moda, al personaje agresivo con su doble vida de vendedor de apartamentos.
Para la música, igual. Todos quieren ser Thom Yorke, Adele, la difunta Amy Winehouse. David Bisbal, según estilo y gusto. Pasar rápido por el escenario, darlo todo en cinco minutos para que luego te recoja el basurero. La situación del abuso implica un extra en todo, en las formas, en el mensaje, en la actitud, en el mestizaje. Quizás sea lo mejor de este empacho de ruido blanco, que ya no es solo una cuestión de dinero, de las masivas campañas de publicidad y prensa. Es un tema de darlo todo, de poner toda la conciencia, el gusto y las ganas, de decir algo con cierta substancia que encuentre al receptor. Hacerlo, dando en la cabeza. Como siempre se ha hecho, pero más aún si cabe.

Tres ejemplos.

Los Punsetes: Viva!

Nunca te dejarán indiferente, más ahora que se han hecho un público. Una voz indolente para unos versos llenos de mala leche. Una realización plástica de aquello que desearías hacer y esperas que otros lo hagan. Furia, sangre, ratas, payasos, uzi’s i kalashnikov y que viva el after-effect y la violencia.

Kendrick Lamar – Humble

El rapero de oro sigue dando salida al desvarío que le produce una posible vuelta al gueto por orden del hombre blanco. Para tratar de impedirlo, saca el látigo a sus hermanos, para mantenerlos unidos y con el ánimo alto. Palabrotas e insinuaciones rijosas, aparte.

Exquirla: Un hombre

El Niño de Elche y Toundra: Flamenco y Post-Rock. Esfuerzo para seguir adelante cuando todo retrocede. Dar imagen al sonido como el oficio más viejo del mundo. Draw in motion des de las cuevas por obra y gracia de Bol y Jorge García.

Share Button