Watching Alice – Nick Cave & The Bad Seeds

El cabell li cau pel pit
Va nua i és Juny

Alice wakes
It is morning
She is yawning
As she walks about the room
Her hair falls down her breast
She is naked and it is June

Standing at the window
I wonder if she knows that I can see

Watching Alice rise year after year
Up in her palace, she’s captive there

Alice’s body
Is golden brown
Her hair hangs down
As she stoops to conquer me
First she pulls her stocking on
And then the church bell chimes
Alice climbes into her uniform
The zippers on the side
Watching Alice dressing in her room
It’s so depressing, it’s cruel

Watching Alice dressing in her room
It’s so depressing, it’s true

Share Button

Diccionari Khàzar – Milorad Pavic (1982)

diccionari khàzar 1

“Masudi era originari d’una família d’Anatòlia. Asseguren que una dona li havia ensenyat a tocar, una dona esquerrana que, damunt l’instrument, col·locava les cordes en l’ordre invers. Està comprovat que la digitació emprada pels llaütistes anatòlics, al segle XVI i al segle XVII, prové d’ell. Segons la llegenda, tenia el do particular de poder apreciar el valor d’un instrument abans de sentir-lo. La presència d’un llaüt desafinat en una casa li provocava angoixa i fins i tot nàusees. Afinava l’instrument segons les estrelles. Sabia que la mà esquerra del músic amb el temps oblida la feina, però que la dreta no se n’oblida mai. Tanmateix va abandonar la música ben aviat i una llegenda explica com és que va passar.”

diccionari khàzar 2

Jimi Hendrix – Hear my train a comin’

Share Button

Una més de R.L. Stevenson

stevensontwo

“El drama es la poesía de la conducta; la novela es la poesía de las circunstancias. El placer que nos depara la vida es de dos clases: activo y pasivo. Ora somos conscientes de una instancia superior a nuestro destino; ora nos elevamos sobre la circunstancia como sobre una ola rompiente y nos precipitamos sin saber cómo en el futuro. Ora nos satisface nuestra conducta, ora sólo nuestro entorno. Sería difícil precisar cuál de estas dos formas de satisfacción es más completa, pero no cabe duda que la última es la más constante. Se dice que la conducta supone tres partes de la vida; pero creo que eso es darle excesiva importancia. Una porción considerable de la vida no es inmoral, sino simplemente no moral, ni una ni otra entran a considerar la voluntad humana, o tratan ésta en conexiones obvias y saludables; en ellas el interés se vuelca, no hacia aquello que el hombre elige hacer, cuanto hacia el cómo se las arregla para hacerlo; no hacia los apasionados deslices y vacilaciones de la conciencia, cuanto hacia los problemas del cuerpo y de la inteligencia práctica, en aventuras limpias, a campo abierto, la diplomacia de la vida o el sobresalto de las armas. Con un material como este es imposible construir una obra dramática, pues el teatro serio existe solamente sobre unas bases morales, y es una prueba imperecedera de la extensión de la conciencia moral humana. Pero sobre esta base sí es posible construir los más alborozados versos y las mas vivas, hermosas y optimistas historias.”

stevensonone

I unes raons per ser feliç:

Share Button

Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit – Courtney Barnett (2015)

courtney barnett

Pues eso. Que a veces se sienta y piensa, y a veces el pensar lo deja para otro rato. Esta es su jugada. Te explicará su vida, su momentum, la circunstancia o su nada.
El Rocanrol. Es su evangelio, su óptimo plan de comunicación. Explica tus quebraderos de cabeza, esos novietes coñazos que no funcionan, la felicidad que recarga tu estado de ánimo (hasta vaciar la batería), los problemas que acaban volando por la ventana, la peña plasta que conocemos y que, como no podemos exterminar, nos contentamos con acribillarles con palabras malvadas. A eso se dedica Courtney, o lo pretende sin que se note. Porque se impone el asunto punk de una edad tirando a baja y la mala leche que provoca este mundo de tiranos a los que disparamos desde la trinchera del sexo, drogas y el rocanrol. En fin, para adelante, dice ella y nosotros respondemos que vale, que la esperamos. Ella dice que lo intenta y nosotros que vale. Rock, punk, insolencia y si ya está inventado es lo de menos. Debajo del edredón, esconde el martillo. Y cuidado con los dedos y con lo que tocamos. Ojo por ojo por ojo por ojo. Cometer errores y odiarse un rato, que incluso hasta tiene algo de actitud deportiva. Aunque el asunto de provocar está bastante pasado de moda, parece que sigue funcionando. Entretanto, lengua suelta, indolencia, insolencia, energía y a quien le toque recibir su carga de ironía, que se aguante. El mundo es muy grande y tampoco iremos a Australia a saber quien es la víctima propiciatoria. Courtney no pide mucho. Nosotros, tampoco. Y si exigimos, ya sabemos lo que hay… dos piedras. Y hasta el siguiente disco.

Aquí una reseña de Pitchfork, aquí un conocimiento

Share Button