Syd Barrett – Madcaps Laugh

Syd Barrett The Madcap Laughs (1970)

Salió publicado el 3 de enero del 70’s. 3 días después del cambio de década. 3 días antes de su cumpleaños. Un regalo anticipado. Cumplía veinticuatro años de nada. Previamente el gran Roger se había marcado el “See Emily Play” que disparó a los Floyd a las nubes y el “Piper’s at the gates of dawn” que les puso en los rieles camino de la fama. O sea que, por así decirlo, lo tenía todo hecho. Por eso se sacó de la manga un disco tan desnudo como este. “The madcap laughs”

Malas lenguas dicen, no tan malas, que una parte importante de su repertorio iba a componer el segundo disco de los Pink Floyd. Al final se las quedó para él y su esquizofrenia particular. Grabado entre mayo y agosto del 69 fue como una especie de locura particular, un juego del escondite entre Syd y el resto, entre el “ahora estoy bien” y “ahora no puedo”. Entre “lo tengo claro” y “mira que melodía me he sacado de la manga”. Y para el ingeniero Malcom Jones y sus colegas David Gilmour y Roger Waters un auténtico rompecabezas. Syd nunca grababa dos lineas de guitarras iguales (al igual que con los Floyd) nunca cantaba dos mismas melodías, debían intentarlo o morir en el intento. Tanto grababan tres canciones en una sesión como se encallaban y no avanzaban. Por eso este disco fue grabado a salto de mata, a sesiones, con todo Dios cruzando los dedos para que el Syd que entrase por la puerta del estudio 3 estuviera más cerca de Roger. El resultado es este. “El chorlito/tontolaba rie”

Recuerdo tras repasar el disco por primera vez, después de haberlo comprado como la panacea, la quintaesencia del rock psicodélico, no haber entendido nada. “¿Y donde coño están Astronomy Dominé, Lucifer Sam, Interstellar Overdrive?” No hay majete, pareció decirme Syd desde la portada, tras los rizos de su melena. Los ojos apenas se le venían. Mejor así, sino me hubiera asustado. Me captó “Here I go”, la más comercial de sus canciones. Luego, a base de insistencia, fueron cayendo el resto. La íntima “Terrapin” (corre una versión de los Smashing Pumpkins en directo realmente incendiaria), la incendiaria y desconyuntada “No good trying”, “Love you” y esa pianola con regusto a saloon del far west, la siniestra “No man’s land”, la esquizofrénica “Dark Globe” (te echamos de menos, Syd, creenos), y “Octopus”, “She took a long cold look at me” y “Golden Hair” y “Long Gone”. Y así hasta el final con todos los outtakes y tomas falsas y bootlegs. Y toda la leyenda. Hasta el final.

Obviamente y descaradamente. Este escrito está dedicado a su memoria. Espero que ahí donde esté, haya recuperado su cordura, se sienta como en casa y pueda coger su guitarra y volver a componer algo. Lo que sea. La putada es que hasta que no nos reunamos con él, no vamos a poder escucharla.

Un saludo, Syd.

Share Button

Un consell

“No discuteixis amb gent estúpida. T’arrossegaran al seu nivell i et derrotaran amb experiència”
Mark Twain 1835-1910

Share Button

Enlairament


Enlairament: m 1 Acció d’enlairar o d’enlairar-se;

Fins ara

Continuem

Share Button