Fouché – Stefan Zweig (& Albert Ayler)

Por desgracia, La Historia Universal no es solo, como nos la presentan la mayoría de veces, una historia de valor humano, sino también una historia de la cobardía humana, y la Política no es, como se nos quiere hacer creer, la dirección de la opinión pública, sino el doblegarse esclavo de los líderes precisamente ante ea instancia que ellos mismo han creado y sobre la que han influido. Así surgen siempre las guerras: de un juego con palabras peligrosas, de la sobre-excitación de pasiones nacionales, y así los crímenes políticos: ningún vicio y ninguna brutalidad sobre la Tierra ha causado tanta sangre como la cobardía humana. Por eso cuando Joseph Fouché se convierte en Lyon en verdugo de masas, no es por pasión republicana (el no conoce pasión alguna) sino únicamente por miedo a caer en desgracia por moderado. Pero no son las ideas las que deciden en la Historia, sino los hechos, y aunque se revuelvan mil veces contra la frase, su nombre quedará marcado como el del Mitrailleur de Lyon

&

Albert Ayler: Sprits Rejoice

Share Button

Manhattan Transfer – John Dos Passos (1925)

“- Hombre, debieras ver sus planes para edificios de acero solo. Tiene la idea de que el rascacielos del futuro se construirá exclusivamente de acero y cristal. Últimamente hemos estado experimentando con baldosas cerámicas… Cristo, algunos de sus proyectos te dejarían con la boca abierta. Tiene una frase estupenda de no sé qué emperador romano que encontró a Roma de ladrillos y la dejó de mármol. Bueno, pues él dice que ha encontrado a Nueva York de ladrillo y que la va a dejar de acero…, de acero y cristal. Te tengo que enseñar su proyecto de reedificación de la ciudad. ¡El sueño de un loco genial!”

 

“La baldosa de color revolucionará la vida de esta ciudad por completo… En lugar de retroceder a los antiguos órdenes o las decoraciones góticas o románticas, podríamos desarrollar nuevos modelos, nuevos colores, nuevas formas. Si hubiera un poco de color en la ciudad, toda esta vida dura y rígida se vendría abajo…. Habría más amor y menos divorcios”

 

Share Button

Música de Mierda – Carl Wilson (2014)

¿Val la pena una reflexió sobre els gustos a aquestes alçades de la partida?

“Cuando un crítico o un entusiasta de la música dice, como sucede a menudo, que descubrir la música o escribir sobre ella le cambio la vida, creo que lo que esconde detrás de tanto melodrama es la sensación que la proximidad con la cultura pop y las palabras nos han salvado de una vida marcada por una carrera servil, unas condiciones de clase media y la callada desesperación que imaginamos que debe sentir gente como los fans estadounidenses blancos de Céline Dion, lo mismo que de Billy Joel, Michael Bolton y el resto de los músicos de nivel medio, cuyos nombres a menudo utlizamos como epítetos”

Teoritzar sobre els gustos. Són tan volubles segons la química particular de cadascú i amb el munt de variables que ens mouen i condicionen. Vendre-ho com un cavall de batalla de la lluita de classe tampoc va enlloc. Abans, potser. Ara tot es barreja. Venedors ambulants venen rèpliques de tot a les cantonades i veus passar la gent amb el seu gust estratificat a la pell. Com excavacions d’una troballa arqueològica.
A casa, als 60‘s, el vell era l’amo del tocadiscs, amb els 78 rpm que duia de França de Brel, Reggiani, Brassens, Ferrer. La mare, farmacèutica llicenciada, preferia Rafael i Maria Dolores Pradera, però no hi havia llei del pacte quan pretenia fer-los sonar al menjador. Les maneres arravatades de Rafael torçaven el morro habitualment pacífic del pare que, imagino, feia els possibles per a evitar aquelles audicions. Finalment, la mare va perdre la partida musical de casa. Va aparèixer el casset i se’n va anar a escoltar Sabina i Ana Belen a la cuina. Aquí, l’assumpte de l’ascensor social es desmunta. La transició va obrir les portes a un munt d’informació que el franquisme va deixar a la frontera. Es va barrejar tot i un hippie podia ser punk, un metal esdevenia rockabilly, podies odiar el flamenco i entrar-hi per la rumba, Pata Negra i Veneno. Vaig viure aquesta manera de fer de l’època: punk, hippie, movida, reggae i jazz, que és arrel d’un eclecticisme que encara em belluga.
Estudiar periodisme als 80’s i viure un temps de mitjans independents em va malacostumar. Fins que els mitjans es van convertir en negocis ruïnosos i es van acostar al poder per tal de sobreviure. L’eclecticisme és incompatible amb el dogma informatiu. Aquí coincideixo amb el parer de Wilson del llibre. Tothom diu que sí per després fumar-se els principis quan has signat uns quants articles. Veníem de la censura per a caure en la manipulació que ens fa creure que sabem de tot. Ara m’amago a la closca mentre els periodistes semi-deus del “bo ” i el “dolent” fan la seva feina. Sé el campió del bon gust no serveix tret que et facis prescriptor de marques. El consumidor mare mena el ramat i ara tots volem Lukas Graham. Quan a l’exclusiva, la paraula ara mateix pot provocar un tip de riure. Quan al dogma, les esglésies d’abans ara són com supermercats. Si em moro sense haver escoltat Céline Dion, no passa res. Potser l’hauré escoltada un dia comprant, però segur que no l’he reconeguda. Podria fer-ho ara mateix, anar a YouTube i escoltar un tros de cançó, però no sé si no goso o senzillament no em dóna la gana. Què hi farem. Un altre dia.

Jacques Brel – Les Bourgeois

Share Button

Vila-Matas dice ( y Billy Drummond dice (según Julian Cope)) – de “Los Mejores Cuentos de Sergio Pitol”

Vila-Matas (Kafka), Pitol, Julian Cope y Bill Drummond (said)

“Siempre he pensado que sólo pueden ser generosos aquellos escritores que, dentro de su humildad kafkiana pero conocedores de su sosegado y suficiente talante de hombres de letras, no temen que nadie pueda hacerles sombra. Eso los hace desprendidos. Su literatura no depende de lo que hagan los otros, sino de lo que escriban ellos. Saben que no serán ni peores ni mejores porque otros escriban cosas infames o sobresalientes. Y eso explica que a veces, creyendo verla en los otros, elogien su propia elegancia sin darse cuenta de que es a ellos mismos a quienes en realidad están elogiando”.

Give me one good reason why I shouldn’t win
(Bill Drummond said, Bill Drummond said)
If a falling leaf can’t help my suffering
(Bill Drummond said, Bill Drummond said)

And I sat around my feet,
to teach me how to float
“Get out” she cried,
in the minute she died
He folded up her coat
And the family cried,
go spinning ‘cross the sky

(Bill Drummond said, Bill Drummond said)
If I sit and pray, my Christmas tree will die
(Bill Drummond said, Bill Drummond said)

And if his life gets out of hand
And if his face turns blue
These things are sent to try us
And what more can we do?
And then he walked around my garden
And sniffed around my coat
And then I looked around to see him
His hands around her throat

(Bill Drummond said, Bill Drummond said)
If a falling leaf can’t help me
(Bill Drummond said, Bill Drummond said)
If a falling leaf can’t help me
(Bill Drummond said, Bill Drummond said)
If a falling leaf can’t help me
(Bill Drummond said, Bill Drummond said)
If a falling leaf can’t help me

Share Button